Para que queremos educación gratuita y de calidad?

Nuestro sueño es ser valorados por lo que somos y en lo que queremos convertirnos.

Hoy leí un comentario respecto a la polémica de la Educación Estatal o Pública con la siguiente pregunta:

¿QUÉ UNIVERSIDADES PRIVILEGIARÁ EL ESTADO? ASPECTOS PARA ENTENDER LA CONTROVERSIA EN EDUCACIÓN SUPERIOR Debates sobre educación superior en Chile

http://graydr.com/

La pregunta que me surgió de su lectura en un momento tan trascendente para el futuro desarrollo de las generaciones venideras e la siguiente:

¿Es posible garantizar una educación gratuita y de calidad que no éste sujeta a los intereses de sus propietarios?

Y sea este el Estado, las confesiones religiosas o los empresarios privados?

¿Es posible que una organización con “propietarios” realmente se aboque a desarrollar personas que contribuyan al desarrollo social humano de bien?

Frente al tema de la “propiedad de los medios sociales”, (léase cualquier organismo social), se genera una “lipiria” enorme porque toca las fibras más intimas de cada uno de los individuos. Al final pareciera ser que quien pone la plata pone la canción.

¿No será hora de dejar que la educación sea libre, autofinanciada por el reconocimiento social del valor de cada ser? Y por ende, se financia en la medida del verdadero valor que agrega el educador a cada educando, o sea su contribución real.

Esto requeriría dejar de pensar solo en términos económicos y ampliar la mirada. Desarrollar un modelo de medición de resultados más humano. Que esta medición refleje realmente la contribución que cada actor educativo le “agrega” a cada persona, tanto en el ámbito cultural, social y/o físico..

Una utopía que requeriría ponernos de acuerdo en “CUAL ES EL VALOR INTRÍNSECO QUE CADA SER TRAE PARA SER REALIZADO EN EL MUNDO” También pone la pregunta de ” COMO LA SOCIEDAD RECONOCE EL VALOR UNICO, EXCLUSIVO, PROPIO” y que en comunidad se transforma en SOCIAL, de cada persona que participa de nuestra “SOCIEDAD”.

Tal vez sería un punto de partida para abordar de una vez por todas, las causas profundas que subyacen en nuestra convivencia social y que fuertemente hoy la “voz del los sin voz” reclaman la inconsistencia entre el discurso y su materialización.

Quisiera poner una paradoja respecto de quién merece ser mejor financiado en términos de “EDUCACION”: El campesino que crió a su hijo como campesino y lo acompañó a lo largo de toda su vida para ser “un hombre de bién” o una institución con muchos edificios, profesores taxis que ni siquiera saben el nombre de su alumno, menos su historia biográfica, pero que le meten a presión todo lo que la investigación mundial científica ha descubierto en la historia humana, con tal de que pueda lucir un cartón que se le vendió como medio para asegurar el valor de su empleabilidad, fijada por “los propietarios” de los medios sociales?

Para mi el problema no es ni público, ni estatal. Para mí, el problema de fondo es PARA QUE QUEREMOS SERES EDUCADOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s